Como hacer jabon casero de lavanda

Empieza a hacer jabon casero de lavanda fácilmente

¿Sabias que el jabon casero de lavanda es buenísimo entre otras cuestiones para el cuidado de la piel ya que hidrata, suele ir fenomenal para el hecho de combatir las molestas impurezas y también, protegerá tu piel de las bacterias que hay en el ambiente? En caso de desconocerlo no tienes de qué preocuparte, en este post te mostraré como hacer jabon casero de lavanda de manera práctica, con multitud de consejos para que tu experiencia sea de lo más agradable.

Como hacer jabon casero de lavanda

Como hacer jabon casero de lavanda

A continuación, comenzaremos haciendo énfasis en cuestiones tan destacadas como pudieran ser tanto las propiedades como un gran número de los beneficios con los que cuenta esta flor tan peculiar, la lavanda. Posteriormente, te mostraré distintas recetas que como verás son muy fáciles y puedes hacer tú misma.

5 Beneficios del jabón de lavanda

Previamente a iniciarte en las propuestas de recetas más singulares para su elaboración, te mostraré sus beneficios para que decidas si fabricarlo o no. Cuando nos referimos a la esencia de lavanda, lo estamos haciendo también a uno de los productos naturales por antonomasia y también, de mayor interés para una parte significativa de la población. De hecho, cada vez más personas se muestran interesadas en el conocimiento de sus propiedades porque cuenta con importantes beneficios que quizás no habías pensado.

  • Estarás usando un producto totalmente natural en detrimento de esa infinidad de jabones que puedes estar usando y contienen incontables compuestos químicos, con la gran cantidad de beneficios que trae consigo su mero uso.
  • Es ideal para aquellas situaciones en las que pudieras sufrir los efectos de por ejemplo, el estrés. Y es que, la utilización de este tipo de jabon artesanal ayuda muchísimo a combatirlo.
  • Su olor tan característico lo hace ser ideal para mejorar la calidad en cuanto a aroma se refiere, del aire que respiras. Si percibes olores por ejemplo, en el lugar donde tengas tu ropa, la lavanda puede resultarte uno de los mejores aliados para mejorar aquellos olores.
  • Posibilita un óptimo cuidado de la piel. Cuando notes que por ejemplo, te aparecieron manchas en la piel o necesitases cuidarla, este preparado de lavanda te puede venir fenomenal para recuperar tanto su firmeza como lucir un aspecto más jovial.
  • Favorece el mejor descanso. Distintos estudios han constatado que se trata de una de las prácticas naturales más interesantes para el cuidado de por ejemplo, los pequeños de la casa. Tanto es así, que logra mejorar el descanso de por ejemplo, bebés.

Jabon de lavanda y sus propiedades

Las propiedades del jabon de lavanda podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que resultan infinitas. De hecho, desde siempre se ha utilizado la lavanda tanto para hacer jabones, tés, una gran diversidad de infusiones e incluso bolsitas para su posterior aplicación por ejemplo, en el rostro. Este jabon casero se hace con aceite esencial y podemos echarle flores machadas para ayudar a la durabilidad de este olor. Además, puede usarse como decorativo ya que hace a nuestros jabones más vistosos y únicos.

Propiedades del jabon de lavanda

Propiedades del jabon de lavanda

Por otro lado, se trata de una de las plantas más atractivas por sus incontables beneficios tanto en la perspectiva familiar, como en la individual, como entenderás perfectamente con varias de las propiedades que figuran seguidamente.

Conoce 5 de sus propiedades

  • Alivia el estrés y la ansiedad. Generalmente, los jabones utilizados antes de acostarte te pueden ayudar a tener un sueño más profundo y placentero debido a sus efectos en cuanto al descanso en tu organismo. Además, si tenéis un niño o un bebé por ejemplo, con ansiedad o con mucha energía, un baño en la compañía de esta esencia le ayudará muchísimo.
  • Antiséptico y antibacteriano ayuda con infecciones de piel. Tanto es así que ayuda como tratamiento para la sarna y también enfrentando los distintos eczemas que podrías padecer. No obstante, deberás utilizarlo con la espuma del   jabón y cubrir la parte afectada, para más tarde enjuagarla con agua fría y secándola con mucho cuidado dándole pequeños golpecitos.
  • Otro aspecto igualmente destacable tiene que ver con su incidencia favorable en cuanto a la regeneración de los tejidos que se encuentran distribuidos por la piel. Si por ejemplo, tienes problemas como pudieran ser el acné, mejorarás con la utilización de estos jabones artesanales porque dentro de sus propiedades se encontrarían el abordar este tipo de problemáticas de forma efectiva.
  • Es útil usarlo igualmente como ambientador. Y es que, podemos ponerla en bolsitas en trozos y ubicándolo en nuestros armarios proporcionará un olor duradero a nuestra ropa y también con respecto a todos los enseres personales que tuviéramos. También suele recurrirse a su aplicación alrededor de por ejemplo, las sabanas que no se estuvieran utilizando en este preciso instante, de forma que proporcionaría un descanso muchísimo más placentero.
  • Al mismo tiempo, se trata de una esencia que combina realmente muy bien con otra amplia gama de aceites que pudieras utilizar para fabricar tus jabones enteramente caseros. Por lo tanto, si estás pensando en cualesquiera de las múltiples opciones existentes, deberías valorar la opción de incluir pequeñas porciones de lavanda porque potenciaría los efectos una vez combinada con el resto de aceites.

Según has podido comprobar a través de las propiedades comentadas con anterioridad, esta esencia no solamente es útil para un único aspecto como pudiera ser por ejemplo, la aplicación sobre el cuerpo. Y es que, según se viene reflejando en las solicitudes que se hacen del producto con el transcursos de los años que son muchas, sus beneficios son igualmente una de las características que le proporcionan más atractivo. Por ello, espero que te animes a comprobarlos tu misma y sobre todo, elaborar tu jabon de lavanda para el acne o para cualquier otro fin que así lo considerases de tu interés.

Aprende como hacer jabon casero de lavanda muy fácil

Además de ser un jabon natural muy beneficioso para diversas afecciones de la piel, es agradable en aroma, ayuda a la relajación y también supone un regalo vistoso debido al morado de su color.

Ingredientes necesarios

  • 200 ml de aceite de oliva.
  • 25 gr de sosa caustica.
  • 10 ml de aceite esencial de lavanda.
  • Un ramillete de hojas frescas de lavanda.

Utensilios que necesitarás

  • Gafas de protección.
  • Mascarilla.
  • Un molde de plástico duro.
  • Batidora.
  • Olla.
  • Cuchara de madera.
  • Bol de cristal.

La elaboración paso a paso

  • En el molde de plástico ponemos unas cuantas hojas de lavanda.
  • En la olla ponemos el aceite a fuego lento y cuando este aproximadamente a 40º lo quitamos del fuego.
  • Añadimos a la olla la sosa cáustica con mucho cuidado y lo mezclaremos con la batidora evitando que salpique fuera, no pararemos hasta que quede totalmente espeso y uniforme.
  • Añadiremos el aceite esencial de lavanda y las flores que nos han quedado , eso sí, quedándonos con unas pocas, y lo mezclamos bien con la cuchara de madera.
  • Vertemos la mezcla en el molde y ponemos unas pocas mas de flores.
  • Con un trapo limpio lo tapamos y lo dejamos sin tocar durante 24 horas.
  • Una vez pasado ese tiempo lo desmoldamos y lo dejamos durante dos meses.
  • Transcurrido ese tiempo está listo para utilizar.

Receta de jabon de lavanda

Es bastante posible que solamente con la propuesta anterior de jabón de lavanda no tuvieses suficiente y quizás quisieras probar otras formas de su elaboración. Por ello, aquí encontrarás como se hace jabon casero de lavanda de otra forma diferente.

Receta de jabon de lavanda

Receta de jabon de lavanda

Ingredientes:

  • Lavanda.
  • Esencia de lavanda.
  • Aceite de Oliva 600 ml.
  • Sosa caustica 80 ml.

El paso a paso de su elaboración

  • Preparamos una infusión de lavanda con unos 200 ml de agua y dos cucharadas soperas de flores de lavanda.
  • La dejamos enfriar y lo dejamos en un bol de plástico.
  • Añadimos sosa caustica poco a poco y lo removemos con una cucharada de madera hasta que veamos una mezcla homogénea.
  • En un olla vertemos el aceite de oliva y lo calentamos a fuego lento.
  • Esperamos a que la mezcla de sosa caustica y la lavanda se enfríe.
  • Una vez que se enfríe vertemos poco a poco el aceite de oliva con cuidado de que no salpique.
  • Removemos hasta que empiece a espesar.
  • Una vez que veamos espeso añadimos 10 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • Una vez que este uniforme lo volcamos en el molde o moldes que hayamos. elegido.
  • Dejamos durante 15 días que repose y endurezca.
  • Y listo para utilizar.

Conclusiones de hacer jabon casero de lavanda

En este artículo se te han presentado bastantes de las opciones más atrayentes que versan alrededor de como hacer jabon casero de lavanda y algunos de sus usos más eficaces. Y es que, como supongo que comprobaste con ayuda de algunas de las recetas que se fueron comentando no simplemente se trata de una opción fácil sino que su versatilidad es muy amplia debido a la cantidad de opciones que presenta.

Por último, te propongo el reto de crearlo cuando sientas que lo necesitas para mejorar por ejemplo, cuestiones relacionadas con el acné, y percibirás rápidamente varios de sus beneficios.

Es tu momento, ¿de entre las propuestas mencionadas con cuál te quedas?

[Total:2    Promedio:5/5]
One Response
  1. Rosalía 1 año ago

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *