Como hacer jabon de miel casero paso a paso

Cómo hacer jabón de miel en 9 pasos

¿Sabías que el jabón de miel potencia el cuidado de tu piel de manera natural? Es uno de los jabones caseros que mayores beneficios proporciona para el cuidado de tu piel, permite aportarle una suavidad mejorada e hidratarla correctamente.

Como hacer jabon de miel

Como hacer jabon de miel

A pesar de ser utilizado en la práctica totalidad de pieles por sus incontables beneficios, suele estar más indicado para aquellas personas que tienen pieles sensibles porque aprovecharán mejor sus propiedades. Y es que, la miel es reconocida por tratarse de un ingrediente completamente natural que hace frente al paso de los años, e incorpora nutrientes altamente útiles para proporcionar un brillo renovado a la dermis. Si quieres aprender cómo hacer jabón de miel sin complicarte, presta atención a este artículo en el que hallarás la manera correcta de prepararlo.

Propiedades del jabón de miel

Se trata de uno de los tipos de jabones artesanales de mayor demanda en el público. Generalmente, no todas las personas conocen que el jabon de miel cuenta con propiedades muy interesantes tanto para el cuidado del rostro, al igual que para proporcionarle una mayor nutrición. A continuación te comento sus propiedades más interesantes para que puedas conocerlas:

  • Aporta hidratación y nutrientes a la piel: sin duda alguna, se trata de una circunstancias más llamativas de este tipo de jabón elaborado artesanalmente a partir de miel. Si deseas hidratar más tu piel o incluso aportarle nutrientes que permitan cuidar tu rostro, es un jabón casero que no deberías obviar.
  • Combate el paso de los años: son muchas las personas sobre todo, mujeres, que desean combatir el transcurso de los años. Aunque pasan igual para todo el mundo, haciendo uso de los jabones caseros se puede llegar a retrasar el envejecimiento de la piel y cuidarla mucho mejor.
  • Antibacteriana: no son pocas las gentes que recurren al jabón de miel por su acción frente a agentes antibacterianos. De hecho, es un desinfectante natural que deberás probar. Te recomiendo que recurras a este producto natural siempre que lo necesites porque sus efectos los apreciarás fácilmente.

¿Para qué sirve el jabón de miel?

No se si sabrás que la miel es uno de los productos naturales que mayor número de vitaminas contiene, pero los usos del jabón del miel resultan incontables. Utilizando este jabón natural estarás incorporando suavidad a tu piel, combatirás la posible presencia de bacterias que pudieras albergar en tu piel gracias al potasio que contiene, la nutrirás mejor con la ayuda de las vitaminas, aminoácidos y minerales que incorporará al cuidado de tu rostro, frenarás el envejecimiento del cutis debido a su acción antioxidante y le aportarás flexibilidad por tratarse de uno de los hidratantes naturales más recomendables. Así pues, el jabón de miel casero es una de las elaboraciones artesanales más recomendables para la mayoría de pieles, aunque resulte mejor para las sensibles por sus múltiples beneficios.

Ingredientes para el jabón de miel

  • ¼ de litro de agua
  • ¼ de litro de aceite de oliva
  • 50 gramos de sosa cáustica
  • 75 ml de aceite de almendras
  • 75 ml de aceite de coco
  • 4 cucharadas de café de miel

Materiales necesarios

  • Un par de guantes
  • Una mascarilla
  • Unas gafas de protección
  • Una olla
  • Un cubo de plástico
  • Una cucharada de madera
  • Moldes al gusto

Receta para hacer jabón de miel paso a paso

  1. Nos pondremos los guantes, la mascarilla y las gafas protectoras antes de comenzar a preparar nuestro jabón de miel.
  2. En la olla o cazo pondremos el aceite de oliva, el coco y las almendras. Después, lo colocaremos a fuego lento.
  3. En el cubo mezclaremos el agua y la sosa con mucho cuidado para evitar hacernos daño y removiendo siempre en el mismo sentido.
  4. Una vez calienten los aceites, vertemos en el cubo y lo removemos. Ten en cuenta que también podemos utilizar una batidora si así lo prefieres.
  5. No pararemos hasta que no veamos una crema suave.
  6. Añadimos la miel y volvemos a remover para que se mezcle perfectamente todo el jabón de miel con los ingredientes que estamos utilizando para su elaboración a lo largo de esta receta.
  7. Una vez acabado lo echaremos en los moldes elegidos por nosotros.
  8. Lo dejamos en un lugar fresco y con ventilación durante un mes.
  9. Pasado ese tiempo está listo para utilizar el jabón de miel y podremos empezar a disfrutar de sus múltiples ventajas para el cuidado por ejemplo, de nuestro rostro.

Como hacer jabon de miel caseroSi quieres acceder a artículos similares acerca de otros jabones elaborados de manera casera como éste de Cómo hacer jabón de miel que acabas de leer, puedes comenzar con las recetas de jabón de aloe vera casero, de zanahoria  y de romero. No pierdas de vista las actualizaciones de nuestra web porque hallarás muchas más recetas de jabones caseros que hacer en la comodidad de tu hogar de forma fácil.

[Total:2    Promedio:5/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *