Cómo hacer jabón de sándalo

Cómo hacer jabón de sándalo casero

Cómo puedes hacer jabón de sándalo

Cómo hacer jabón de sándalo explicado

¿Sabías que el sándalo es un producto procedente de la tradición china, utilizado habitualmente en su medicina natural por los incontables beneficios que aporta para el cuidado de la salud? Desde antaño, se ha venido utilizando a modo de jabón casero por su gran variedad de propiedades beneficiosas para el cuidado de la salud humana que probablemente desconocías hasta este momento. Aunque el aceite esencial de sándalo es reconocido habitualmente por su acción calmante y relajante, es también igualmente útil para tratar dolencias e incluso la aparición de incomodas manchas en la piel como por ejemplo, las propias del acné. Además de conocer en este artículo sus interesantes beneficios y otras curiosidades que quizás no conocías, aprenderás Cómo hacer un jabón de sándalo de manera práctica y divertida, pudiendo utilizarlo cuando tú quieras porque te mostraré cómo elaborarlo en unos sencillos pasos.

8 Beneficios del jabón de sándalo

Desde la antigüedad, se viene utilizando el sándalo y no solamente por el aroma exótico tan característico con el que cuenta, sino también por las ventajas que ofrece para el cuidado de nuestra piel. Extraído habitualmente desde un arbusto similar a la madera pero de mayor dureza, en algunos rincones del mundo se usa regularmente como medicamento, para la preparación de lociones que serán aplicadas en determinadas zonas de la piel como por ejemplo, el rostro. En el caso del jabón de sándalo casero, es usado frecuentemente por su acción beneficiosa contra el tan temido estrés de hoy día, la incidencia positiva para disminuir los signos de depresiones o incluso el hecho de combatir la ansiedad. Además, es uno de los jabones naturales más interesantes de preparar si deseas mantener tu piel limpia, protegida y con una suavidad increíble.

¿Para qué se usa el jabón de sándalo?

Comprender para qué sirve el jabón de sándalo te ayudará enormemente a aprovechar las increíbles propiedades de este material tan recomendable. Así pues, diferentes estudios realizados han constatado que se trata de un producto eficaz por su acción tanto antiséptica como para frenar la acción de las bacterias. Si tanto tú misma como cualquier otra persona de tu entorno padece alteraciones en la piel que le resultan incómodas como por ejemplo, acné en fases tempranas o incluso dermatitis seborreica, utilizando el jabón de sándalo verá mejorado su problema de manera natural. Además de su función antiséptica, este jabón está especialmente indicado si surge inflamación en la piel, picazón u otros tipos de trastornos que a nivel cutáneo una parte importante de la población sufre. Por lo tanto, es uno de los jabones artesanales que deberías tener en cuenta si quieres mantener tu piel completamente protegida y más flexible.

Ingredientes para preparar jabón de sándalo

  • ¼ de agua destilada
  • 110 ml de sosa cáustica
  • 700 ml de aceite de oliva
  • 20 ml de aceite esencial de sándalo
  • 1 cucharada de café de aceite de almendras

Materiales necesarios

  • Un recipiente de plástico duro.
  • Una cucharada de madera.
  • Un recipiente de cristal.
  • Moldes al gusto.
  • Un par de guantes.
  • Unas gafas de protección.

Receta para hacer jabón de sándalo en 9 pasos

  1. Nos ponemos las medidas de protección antes de comenzar a elaborar nuestro jabón de sándalo para hacerlo en condiciones seguras y sin riesgo.
  2. En el cubo de plástico ponemos el agua y la sosa cáustica, removiendo despacio pero sin parar durante cuatro minutos para remover la preparación muy bien.
  3. Dejamos reposar durante media hora o cuando apreciemos que la mezcla se ha enfriado.
  4. Añadimos el aceite de oliva y seguimos removiendo hasta que veamos una mezcla homogénea.
  5. En un recipiente de cristal colocamos los aceites de sándalo y almendras, y lo removemos bien. Preparando jabón de sándalo artesanalmente
  6. Juntamos la mezcla del recipiente de cristal con el del recipiente de plástico, y con la ayuda de la cuchara de madera o bien con una batidora lo removemos hasta que obtengamos una masa lisa.
  7. Lo introducimos en los moldes elegidos para depositarlo durante el tiempo necesario antes de poder usarlo.
  8. Los moldes tendremos cuidado eligiendo el lugar adecuado. Lo que yo te recomiendo es que los pongas en un lugar seco de tu casa, bien ventilado y los dejarás en ese lugar durante al menos 15 días.
  9. Una vez transcurrido este tiempo, nuestro jabón de sándalo estará listo para ser usado y podrás hacerlo con total tranquilidad.

Si te gustó esta práctica receta de Cómo preparar jabón de sándalo no puedes perderte estos otros artículos sobre el jabón casero de zanahoria, Jabón líquido de Castilla, jabones de miel, elaborar jabón de caléndula y hacer jabón de vainilla, entre otras muchas recetas útiles de jabones preparados artesanalmente que encontrarás en esta web y que sin duda te encantarán.

Si tuvieras cualquier duda durante el transcurso de esta u otras recetas, solamente tienes que preguntármela y te responderé lo antes posible.

[Total:4    Promedio:5/5]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *